domingo, 17 de octubre de 2010

Ford Thunderbird (1955, USA)


William Burnett y David Ash, ambos empleados de Ford, venían dándole vueltas desde 1950 a qué aspecto debería tener un biplaza deportivo fabricado bajo la marca Ford. El vicepresidente de Ford quedó bastante interesado con este proyecto pero a pesar de todo, en 1951 el proyecto fué rechazado desechado.

La decisión de olvidar este proyecto fué un error de estrategia, como pronto se demostraría: General Motors trabajaba desde hacía tiempo con un concepto semejante. De esta manera, el primer deportivo estadounidense en salir al mercado en 1953 no fue de la marca Ford, sino un Chevrolet Corvette. Ford, por tanto, se puso urgentemente manos a la obra para presentar en 1954 un modelo con el que contrarrestar la presión ejercida por un modelo de la competencia.

El Thunderbird fue la efectiva respuesta de Ford al Chevrolet Corvette y a la invasión británica liderada por el Jaguar XK120. Su nombre proviene de un tótem sagrado de los indios Pueblo. Se lanza al mercado el año 1955, tras presentarse en el Salón del Automóvil de Detroit, mostrando estilo y refinamiento y equipado con un motor V8. Sólo se ofrecía como convertible de techo enrollable y unas ventanas envolventes al igual que su parabrisas como opción. Debajo había un motor deportivo que iba mucho más allá de los modelos Mainline y Fairline. El modelo costaba 3050 dólares, 400 menos que el Chevrolet Corvette.

En el primer año se recibieron más de 16 000 encargos. Entre 1957 y 1958 los encargos serian ya de 21000 encargos, entre 1959 y 1960 se vendieron más de 92000 unidades, y la tendencia al alza parecía no tener fin.

En 1956 se ofrece un motor V8 de 5.113 cc y 225 CV. El E-code 312 V8 equipaba dos carburadores de cuatro cuerpos y se limitó a una entrega de 270 CV. El F-code 312 V8 tenía sólo uno de ellos, pero disponía de un compresor de sobrealimentación centrífugo potenciado por McCulloch. El motor del F-code entregaba entre 300 y 340 CV si se añadía un «kit» de carreras NASCAR. Aquel mismo año sufrió unos ligeros retoques que definieron lo que los fanáticos llaman el clásico Thunderbird.

En 1958 aparece una nueva generación de Thunderbirds de cuatro plazas y carrocería coupé de techo duro. Su diseño, más cuadriculado, tenía un ancho pilar de soporte para el techo que le valió el nuevo apodo de «squadbird». Todas las motorizaciones eran nuevas incluyendo la de 5.768 cc V8 y el Lincoln de 7.046 cc V8 que entregaba 350 CV y ayudó a aumentar las ventas. Esta segunda generación se da por acabada en 1960.

La tercera generación de Thunderbirds apareció en 1961 y su nuevo diseño le hace recibir el apodo de «Projectile Birds». Su frontal era muy afilado y sus faros cuadrados. Sobre sus grandes luces traseras se colocaron ligeras aletas y su techo duro era de suaves contornos. El chasis, ampliamente remodelado, ayudaba a una conducción más agil y suave. El Thunderbird se fabricó hasta 1963 manteniendo los motores del Sport Roadster y los M-code 390.

Cilindros: 8 en V
Cilindrada: 5.113 cc
Potencia: 225 CV
Aceleración 0-100 km/h: 9 s
Velocidad máxima: 182 km/h
Producción total: 447.660
Pediodo de fabricación: 1955-1963

2 comentarios:

  1. Thunderbird: sueño con poseer un modelo 1958. Es Mi admirado coche americano vintage. Horacio

    ResponderEliminar
  2. Tenes mucha razón: es una apoteosis de cromados, potencia y decoración que, aunque excesivamente barroca, hacía a su personalidad de coche tan exitoso

    ResponderEliminar